Cubrebocas para Contingencia – Qué Tipos Existen y Dónde Conseguirlos


A pesar de que en la actualidad exista una gran variedad de cubrebocas en el mercado, durante una contingencia como la que se está viviendo por Covid-19, es posible que no todos ellos sean de fácil acceso debido a la alta demanda. Por ello, es importante conocer sus diferencias, capacidades de filtración y los usos que se le pueden dar para estar preparados a la hora de protegerse y proteger a los demás.

Los cubrebocas, tapabocas o mascarillas son mecanismos de barrera muy básicos usados sobre todo por el personal de salud para filtrar el aire que se inhala y expira través de la nariz y la boca. Atrapan los microorganismos y demás patógenos que puedan perjudicar la salud de quien los usa o de un tercero.

Sin embargo, no todos los cubrebocas sirven para lo mismo, por lo que algunos pueden ser utilizados para evitar inhalar virus y bacterias y otros sólo para evitar la propagación de gérmenes en personas enfermas.

Tipos de Cubrebocas

Existen cubrebocas útiles para la contingencia con capacidad de filtrado muy efectiva y otros que solo atrapan las gotas de saliva emanadas de la boca al toser o hablar. A continuación, te presentamos los más comunes y sus diferencias.

Mascarilla quirúrgicas o médicas

Este tipo de cubrebocas es el más común ya que se usa normalmente en el ámbito hospitalario. A pesar de su nombre, no todas las mascarillas de este tipo pueden ser usadas en cirugías.

Según la normativa estadounidense, se clasifican en: en mascarillas de procedimiento, de aislamiento, dentales y para cirugías. También se pueden clasificar simplemente en mascarillas quirúrgicas y mascarillas médicas (no quirúrgicas), según la normativa china.

Las mascarillas quirúrgicas están elaboradas en general con 3 capas, usualmente una capa central de polipropileno cubierta por un textil no tejido. Aparecieron en la década de los 60s para reemplazar a las mascarillas de tela en los procedimientos médicos y quirúrgicos.

Son relativamente holgadas y sirven para bloquear partículas relativamente grandes como gotículas, sprays o salpicaduras que puedan contener gérmenes. Por otro lado, también evitan que la persona que use la mascarilla pueda expulsar este tipo de secreciones mientras habla, tose o estornuda. Cabe destacar que este tipo de mascarillas no evitan la propagación de gérmenes a través de transportadores más pequeños como los aerosoles, los cuales son mucho más pequeños que las gotas y pueden permanecer en el aire por más tiempo.

Cabe destacar que estos cubrebocas son desechables y por lo tanto, no se deben reutilizar bajo ningún concepto.

Respiradores o máscaras protectoras autofiltrantes

Este tipo de cubrebocas está pensado para evitar inhalar partículas muy pequeñas. Se adhieren a la cara de forma mucho más hermética que otras mascarillas, por lo que su capacidad de filtración es mucho mayor. Existen varios tipos según la normativa europea o estadounidense, los cuales son:

  • Mascaras FFP: se rigen bajo la normativa europea y existen 3 tipos. Se diferencian por su eficacia de filtración del aire, siendo FFP1 la menos eficaz (filtra solo el 78% del aire), seguida de la FFP2 (que filtra el 95%) y por último la FFP3 que puede evitar el ingreso de gérmenes y partículas de hasta el 98% del aire.
  • Respiradores N: estas mascaras filtrantes son muy parecidas a las FFP y se rigen bajo norma estadounidense. Existen 3 principalmente, las N95, N99 y N100, filtrando el 95, 99 y 99.97% de las partículas del aire respectivamente.

Al igual que los cubrebocas quirúrgicos, son para un sólo uso. Aunque por los momentos de contingencia se han ideado maneras de alargar un poco su vida útil usando métodos de esterilización.

Cubrebocas de tela

Este tipo de máscaras se pueden reutilizar ya que pueden ser lavadas. Se pueden adquirir de forma mucho más fácil que otras mascarillas y también pueden ser fabricadas en casa.

La efectividad de estos barbijos en realidad es muy baja, y no existen normativas que regulen su fabricación. Por esta razón no son recomendados para uso intrahospitalario, pero sí en cambio para el público en general. Esto con el fin de disminuir la propagación de gérmenes en espacios públicos, sobretodo en momentos de contingencia como los que se viven ahora por la pandemia de Covid-19.

¿Qué cubrebocas sirven para la contingencia por COVID-19?

El tema de cuales cubrebocas son mejores o son los recomendados para evitar contraer el nuevo coronavirus está aún en desarrollo. Si solo tomamos en cuenta las capacidades de filtrado de cada tipo, los cubrebocas más recomendados son los N95 o su equivalente europeo, los FFP2 en adelante. Estos cubrebocas son los que realmente tienen la capacidad de proteger contra gérmenes de forma eficaz.

Sin embargo, al estar en un momento de contingencia, el uso de este tipo de cubrebocas es prioritario para las personas que están en primera línea de defensa frente a la enfermedad, es decir, el personal de salud y los cuidadores de familiares enfermos.

¿Cuándo se debe usar cubrebocas?

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recomienda el uso de tapabocas de cualquier tipo para la población en general, incluyendo los de tela. El sentido de esto es reducir al mínimo la cantidad de gotas y gotículas que puede expulsar una persona infectada con Covid-19; pues existen personas infectadas pero asintomáticas, que pueden contagiar a otros sin saberlo, por lo que lo recomendado, aunque no sea obligatorio en muchos países, es que si vas a salir debes llevar un cubrebocas puesto.

Siempre que vayas a salir a la calle debes llevar puesto un cubrebocas.

Por otra parte, si eres una persona encargada de cuidar a otra que está contagiada, lo recomendable es que tanto el enfermo como tú, lleven cubrebocas en todo momento. Siendo en este caso necesario que como cuidador lleves una mascarilla de alta capacidad de filtración, como las mascarillas N95 o en su defecto, una mascarilla quirúrgica si la anterior no está disponible.

Los cubrebocas especiales como los N95 son prioritarios para el personal médico y los cuidadores de personas contagiadas por Covid 19.

Es importante recalcar que el uso de cubrebocas es simplemente una recomendación para reducir el riesgo de contagio, más no lo es todo. También se deben aplicar otras medidas importantes como lo es el lavado de manos continuo y el guardar una distancia de al menos 1 metro y medio de las personas cuando te encuentres en lugares públicos.

Uso correcto del cubrebocas

  1. Para que sean eficaces, los cubrebocas deben ser utilizados teniendo ciertos cuidados a la hora de colocarlos y quitarlos. Las recomendaciones que dicta la OMS es que antes y después de colocarte el tapabocas, te laves muy bien las manos y deseches siempre los mismos con mucho cuidado en una bolsa plástica para no contaminar ningún área.
  2. En el caso de los cubrebocas de tela, lo mejor es quitárselos apenas llegar a casa y lavarlos inmediatamente.
  3. Apenas se humedezca el cubrebocas, o se dificulte la respiración con el mismo, debes desecharlo inmediatamente, ya que la humedad es ideal para la supervivencia del SARS-Cov-2, por lo que es contraproducente utilizar una mascarilla en dichas condiciones.
  4. Tanto las mascarillas como los respiradores deben estar bien ajustados a la cara; es importante asegurarse de que no estén holgados y cubran completamente desde la nariz hasta la barbilla. En el caso de los N95, no están diseñados para niños ni para personas con vello facial; pues dichas condiciones no garantizan que los mismos sean lo suficientemente herméticos.
  5. Mientras se esté usando un cubrebocas, es necesario no tocarlo nunca por la parte delantera del mismo pues podría propiciar el traspaso del virus al mismo desde las manos. Un error muy común es acomodárselo estando en la calle, ya sea quitándoselo y poniéndoselo, o tocándolo directamente por la parte delantera.

¿Son recomendables los cubrebocas lavables?

Son recomendables los cubrebocas lavables siempre y cuando se usen de forma consciente, es decir, no como única medida de protección sino como un complemento al distanciamiento social y al lavado de manos. Como ya se mencionó, estos no representan una barrera efectiva contra gérmenes, pero si pueden disminuir la posibilidad de contagiar a otras personas si estás infectado y no posees síntomas.

Por este motivo, sí son recomendables los cubrebocas lavables, ya que demuestra que quien los usa es una persona responsable que se preocupa por la seguridad de todos.

¿Dónde comprar cubrebocas?

En línea podrás encontrar una gran variedad de mascarillas, en muchos casos la venta es al por mayor ya que son suministros médicos desechables. Sin embargo, también hay algunas opciones como el caso de Amazon y Mercadolibre donde puedes adquirir algunos pocos a un precio accesible.

Donde comprar cubrebocas quirúrgicos desechables

Este tipo de mascarillas son realizadas con materiales textiles no tejidos y son ideales para el ámbito intrahospitalario; aunque debido a la contingencia por Covid-19 es posible que sean de difícil acceso.

LinioCubrebocas desechables a partir de $149.00

Linio50 mascarillas cubrebocas desechables por $599.00

Ambiderm: Cubrebocas Econoply -/min 50 artículos

Laleo: Cubreboca Desechable $30.00 /min 50 artículos

Clinik: Cubreboca Quirúrgico $45.00 /min 1 artículo

Mercado Libre: Cubrebocas Desechable Azul $50/ 50 pz

Mercado Libre: Cubre Bocas Desechables Negros $500 / 50 pz

Donde comprar cubrebocas reutilizables

Estos son los ideales para el público en general ya que son más económicos al ser reutilizables. Vienen hechos generalmente de algodón y se usan para estar en espacios públicos.

Mercado Libre: Cubre Bocas De Tela Profesional Reutilizable 2 filtros Gratis  $239

Mercado Libre: Cubreboca Colores Lisos Reutilizables Tela Algodón $30

También se pueden encontrar los mismos cubrebocas reutilizables, pero con diseños o dibujos en las siguientes webs:

Mercado Libre: Tapabocas Animados $80 /min 1 artículo

Mercado Libre: Cubrebocas Infantiles De Tela Estampados Reutilizables $199 / 5 unidades